Festival Internacional de Poesía de Medellín

 

He aquí la isla mía 

He aquí la isla mía
Y unas olas rompiendo contra sus caminos de cruz
Su sangre chupada por las sanguijuelas del sol
He aquí mi barca de sombras
Naufragada a medio día y abatida
Y mis planicies derribadas
Apoyadas en los columpios del alba
Mi país de corazón mojado bajo lluvia de vértigo
Y la calle de la infancia suspendida
En los muros verticales clavados en el vacío
Sus pilares electrificados cañoneando a la luna
Mi país de arco iris derrumbados
Una telaraña iluminada con dolores
He aquí mi ciudad agujereada
Y mi historia en duelo
¡Oh mi Historia que fuera historias de gloria!
 
He aquí
Mi isla que tiene correspondencia con mi corazón
A través de sus líneas de tambores submarinos
A través de sus bucles de recuerdos volando entre
Mi memoria
He aquí mi Historia rodeada de llamas
De corazones en polvo bajo las bóvedas del día
He aquí mi isla embalada, empaquetada
Entre las mallas de mis males
Mi tierra rodeada de lágrimas
Levantada por los aparejos de la existencia
Esta es la mía sin embargo en las pizarras de los planetas
Exhibida en proyecciones de leyendas
En olas de imágenes empujadas entre los aires
Mi historia es en el fondo una historia de vacíos
De visiones engañosas con asesinos de las ruinas
Pequeña cantidad de esperanzas iluminada al amanecer
He aquí mi ciudad
Radiante completamente bella y rodeada de viento

 

El hechizo de las Antillas

Y si el tiempo fuera antillano
Titubeando lentamente en los cuadrantes sin agujas
Andando a compás variadamente
La mar iría al cielo a crear olas
Nuestras ideas serían lampadarios de resplandores 
Encendiendo antorchas luminarias en los bordes de nuestros túneles
Fuego consumiendo calmadamente el reino de las doctrinas
Nosotros iríamos, bañistas de las estrellas en los cubos de colada  
Nosotros iríamos al ritmo de nuestros rezagos
A broncear la cara de la atmósfera
A edificar cabañas para nuestros amores
Isleños alineados bajo la luna
Sobre nuestros bulevares de melodías
A alzar kilómetros de espacios atribuibles al sexo
¡Ah! Si el tiempo fuera antillano
Los pelícanos no sufrirían la impaciencia de emprender vuelo
Hacia la errancia, la autopista en espirales 
Quemando los semáforos en verde de la lógica
Iríamos a hacer el amor tú y yo desnudos
Sobre las costas devastadas del ante día 
 
Una Historia de sombras suspirando
Sobre los peristilos de la noche
He aquí el viaje de los ecos de mi huida
La perturbación de mi corazón disfrazado
Mis delirios de melodías contagiosas
Mis transferencias de hierro por afilar
Mi historia arrugada
He aquí las quimeras incontrolables
De mis pensamientos todos desatinados
He aquí he aquí las caparazones de nuestras acciones
Las consecuencias del pillaje de nuestros corazones
He aquí el ejemplo piqueteado en las barreras montadas
Sobre los picos semestrales del cielo
He aquí mis noches de alcohol electrificadas
Mi desbandada sexual a la una de los diarios
Mis locuras puestas en el piquete
He aquí mi existencia que deriva en colores
                                                     Entre el universo

Traducciones de Rafael Patiño Góez


Nacimiento de mi sangre

 

Mi sangre nace en la carretera
En un camino sin fin
Corriendo a través de la longitud
De la existencia

Heredero del sufrimiento humano
Mi sangre nace
Fluye desde el corazón de un niño
pasando de venas a venas
Hasta la colectividad 
De los domados de
La tierra
Para germinar en mi cuerpo

Mañana color de un cielo roto
Floreciendo herida abierta
Al momento donde nace mi sangre
Balas estaban matando mujeres y niños
El sol se agachaba sobre la tierra

Mi sangre
Nacido en la carretera
Al sur del Alabama
Cuando estaba perseguido
Por los perros salvajes
Y hambrientos

En México
El polvo se manchó con mi sangre
Después de mi marcha
En la ronda de los aztecas
Dibujé aquella saga
Con gotas de sangre
En las pirámides de la Luna y del Sol

Oh mi amor negro
Amasado con polvo y neblina
Mi sangre nacida a Auschwitz
Estaba en aquel tiempo
Repitiendo
El réquiem de mi propia muerte 

Mi lluvia de sangre nacida
En la ruta
Infiltrándose con paciencia hasta
Los posos hacia
El centro de la tierra

En el Misisipí
Regrese con mi mortaja
De sangre
Los brazos tal como una cruz delante la luna
Yo inventé el alma de un ritmo
Y me bañaba en la intensidad
De una lluvia de jazz

Mi sangre valiente
Generosa
Mi sangre revolucionaria
Dejaba huellas profundas en mi alma
Así nací ensangrentado
Mesclando mis músculos negros
De esclavo
En la cala fétida de un barco del mercado
De la servidumbre
Encendí una antorcha de estrellas en mi país
En Haití
Mil fuegos
Erupción en un cielo de génesis 
 
He abierto las puertas del amor al claro de la luna
Miranda vino y José Martí más hermoso que un cometa
Surgieron en la trayectoria con Simón Bolívar
Y Alexandre Petion

Deje un día de descanso a mi corazón
Frente al amanecer 
Mi sangre corría por las venas de mis hijos
hablando de bravura
Y por el amor a las flores
Mi sangre broto rosas
Cuando las bombas detonaban
En la batalla de Girón
Era el eco de la matanza
Rodamiento de tambores
Al campo de honor
Mi sangre brotó orgullosa
La elegancia cubana
Estaba en el rendez-vous

Mis músculos han caminado en el tiempo
Corriendo en el desierto
Si mi sangre nació en la India
En una ciudad cuña de Gandhi
Maduró en las Américas
Con la sentencia de un sueño 
Resonando en mí ser

Oh tengo un sueño!
Con color a estrellas
una aurora con la estampilla 
De Martin Luther King

Mi sangre soldado en el bosque
Mi flauta sembradora de sonido
Mi peregrinación me ha traído
En el Kilimanjaro
Me arrodillé una vela en la mano
Al frente Del Señor Mandela
Una aureola sobre la cabeza

Mi mayor deseo
Los brazos extendidos en frente
De una efigia del comandante Chávez
Ver mi sangre nacer en Palestina
Una mañana color de esperanza

Traducción de Gontran Durocher

Josaphat-Robert Large. Fotografía de Sara Marín Josaphat-Robert Large  Nació en Jérémie, Haití, el 15 de noviembre de 1942. Poeta, dramaturgo, novelista, traductor, crítico de arte y ensayista en lengua creol, francesa e inglesa. Su novela Les terres entourées de larmes (l’Harmattan, París 2002) obtuvo el Premio Literario del Caribe, en 2003. Es miembro de la Société des Gens de Lettres de France, de L’Association des Écrivains de Langue Française y del PEN Club América. Algunos de sus libros publicados de poesía: Nerfs du Vent, 1975; Chute de Mots, 1990; Pè Sèt, 1994; Keep On Keeping’On, 2003; Échos en Fuite, 2010; Istwa Nanm Mwen, 2011; Le Domic’île, 2012. Algunas de sus novelas publicadas son: Le Roman de Mississippi Blues; Les terres entourees de larmes y Partir sur un coursier de nuages. Forzado a abandonar su tierra natal por la dictadura de Duvalier, ha mantenido una fructífera relación con los artistas e intelectuales de su país, desde el exilio en Nueva York, a partir de los años 60s, ciudad donde estudió inglés y fotografía.

Publicado en agosto de 2013

Mapa del Sitio
Gulliver: