Festival Internacional de Poesía de Medellín


Hace dos horas que el anuncio de las masacres
ha detenido los tenedores
Ahora es una noche cualquiera
un avión pasa por aquí
como si después de largo tiempo un mecanismo devanado
sufriera un espasmo
En la mayor parte de los apartamentos
desactivada la noticia no hará época
Si el calor pudiera hablar, diría
su inquietud por esta omisión
pero es una noche cualquiera, un avión pasa
Cuando se posa en Bourget
la mayor parte de las familias duermen ya
entre el efluvio de hierba recién cortada
y este
  lento trabajo de las presiones
  largo camino de las declaraciones


Los amantes

1
Cada mañana, el desnudo de 7h01 atraviesa el corredor.
Él, desde la cocina, voltea los ojos
a fin de agarrar al vuelo este relámpago.
Cumplido el prodigio, las huellas
se evaporan sobre el enlosado, él bebe su café
y no tiene ningún reparo
en imaginar a Sísifo feliz.

2
Hortensias, gladiolos y fucsias,
Él ha creído en el alma a partir de sus ojos.
Desde entonces, adora venir a buscarla;
esperarla a las horas de aglomeración,
sorprenderla cuando desciende los peldaños,
entre otras pero con
ese garbo, esa lentitud, esa bufanda,
ese gorro, esa maestría.
Invariablemente, la noche los felicita
y ellos toman prestado,
la mano entre la mano, los caminos
que se inventan cada vez que son seducidos

3
Con tomarse por los hombros,
ellos hieren los ojos de los transeúntes.
¿Pero de quién es la culpa si ellos desvirtúan los pronósticos?
¿Si para ellos los mismos ruidos
no producen los mismos efectos?
¿Si el cielo aleja de sus batallas
los pájaros de mal agüero?
¿Si sus victorias nunca dan vuelta a
la dama de picas? Sí, ¿de quién es la culpa
si en todas partes y siempre en torno a ellos
los ausentes tienden a resplandecer?
4
En el vergel, ellos se aprietan
Intercambian un núcleo, de labios
Entre labios
Él, estudiante y laico
Ella, adolescente y judía
Mientras que una sierra
En alguna parte, ataca la materia

 

5
Diecisiete, dieciocho años
ellos han comido bajo la tienda
entre risas que sobrepasaron los contornos,
antes de manifestar entre la noche la misma desproporción.
El siguiente día, las parejas encontraron
que el agua lavaba mal, que los saltamontes
saltaban
demasiado alto, y cuando levantaron los ojos
hacia los dos que iluminaba su lámpara de campaña,
viéndolos en el interior de una burbuja
donde todo parecía girar a su favor,
supieron que ellos no tomarían ya
su asunto con paciencia.

 

Obras en construcción

Ellos instalan en dos días sus barracas
después levantan doce meses en filigrana
El rumor de las órdenes, de los motores, de las cosas
sobre las viguetas nos llegan
Cuando ellos se alejan
no sabemos casi nada
y nada aquellos que construyen salvo
la huella de una bota
entre el cemento del parqueadero subterráneo

 

PMU


De rellano en rellano un radio
oculta a aquellas que el quehacer doméstico desgasta
la fritura agreste que despide tabaco
¿El amor? se ha pretendido prolongarlo
limitando su empleo y esto es más que usura
El amor como esas hilachas
deterioradas por la ley de la más efímera
inexorable atracción

Traducciones de Rafael Patiño

 

Gérard Noiret (Francia)
. Fotografía: Festival de Poesía de Medellin Gérard Noiret  Nació en Francia en 1948. Poeta, escritor, crítico y director de talleres de escritura. Miembro del Comité de Redacción de la revista Quinzaine Littéraire, de Europe y Secousse. Ha publicado los libros de poemas: Le pain aux alouettes, 1982; Chatila, 1986; Le commun des mortels, 1990, Premio Tristan Tzara; Tags, 1994; Toutes voix confondues, 1998; Polyptyque de la dame à la glycine, 2000; Pris dans les choses, 2003; Maélo (Poema para la infancia), 2006; Atlantides, 2008; Autoportrait au soleil couchant, 2011; Autoportrait au soleil couchant (Premio Max Jacob, 2012). Sus poemas han aparecido en más de cuarenta revistas y periódicos, entre ellos NRF, Poésie, Action Poétique, Digraphe, Nouveau Recueil y Le Figaro. Ha participado en eventos poéticos en África del Sur, Alemania, Inglaterra, España, India, Italia, Marruecos, Rumania y Grecia.

Publicado en agosto de 2013

Mapa del Sitio
Gulliver: