English

33º FIPMed -1 al 15 de julio de 2023-

Pala en la Clausura del 32º Festival Internacional de Poesía de Medellín
Fotografía de Andrés Peña, Alianza de Medios Alternativos -AMA-

Por: Jairo Guzmán

La poesía en el camino de la paz total

 

La paz, como la libertad, es un río impetuoso y promisorio que avanza entre el fulgor de la poesía de la humanidad. Sueño en movimiento. La vida en la actualidad está amenazada por crisis a todo nivel: la emergencia climática, la guerra como signo de una crisis global de la economía y de la geopolítica, crisis de hambre de los pueblos, crisis de valores  que llevan aparejada una crisis de la libertad y por lo tanto el riesgo mayor de una guerra a gran escala.

Liberación es la tierra nutricia del canto. La poesía resiste y salta los escombros de nuestro tiempo en el que la amenaza a la vida se torna vertiginosa, en el día a día, con la humanidad cautiva de sus miedos y que lucha por mantener la esperanza activa, plena de luz. 

El fuego sagrado de la paz avivará la hoguera de la coexistencia, ha de mantener su fulgor. Es urgente proteger ese fuego para respirar el oxígeno de la renovación, en la perspectiva de la coexistencia y la superación de todas las confrontaciones que han realizado daños en la comunidad hasta el grado de la fragmentación y el fratricidio.

De la guerra y sus daños, el lenguaje está en el riesgo de ser convertido en un espectro vacío que transmite y ejecuta las órdenes de la violencia y de la muerte. Esta violencia viene con muchas máscaras y la vitalidad del lenguaje, de las palabras, de los símbolos, está expuesta a la vulneración en un mundo signado por la guerra.

Se hace necesario connotar la urgente necesidad de la paz y de la libertad: Se invocan, porque hace falta su consolidación a nivel planetario. Sentimos que la paz y la libertad se alejan, se sienten confiscadas cada vez más, a medida que se intensifican las fuerzas devastadoras del planeta, que se imponen destruyendo a su paso lo viviente e instauran la dura ley del sometimiento de los pueblos.

 

La vida sometida

La paz vulnerada, o en alto riesgo, es vida sometida, ausencia de libertades en la actual encrucijada planetaria. La crisis alimentaria es catastrófica y hambre es sometimiento, pérdida de la paz y de toda libertad.

Experimentamos la paradoja de nuestro tiempo que consiste en que, habiendo todos los recursos para darle un viraje al vector de destrucción que afecta la paz del planeta, no se hace efectiva la acción de los poderes mundiales a los que está sujeta la construcción de la paz total.

Nuestra naturaleza humana es conflictiva en su esencia, los conflictos serán una constante pero para su solución tenemos todas las potestades que permitan solucionarlos sin el recurso de la guerra y su nefasta capacidad de destrucción de todo lo viviente sobre la faz de la tierra.

Un poema no solucionará la crisis de la paz y de la libertad pero un poema es conductor del espíritu libertario que es necesario mantener vivo, como un fuego fundacional y lustral que se esparce en cada ser y nutre la vida.

La paz, como la poesía, exige ser construida por todos; como la libertad, es una experiencia eminentemente colectiva, que lleva implícita la urgente necesidad de que brote la gran poesía de la humanidad, en la que la acción creadora de los poetas es esencial para dotar de vigor esa sensibilidad y legado que le devolverán la luz cautiva, al alma de los pueblos.

Son urgentes las acciones de las legiones de la poesía, ante el complejo panorama del mundo a la deriva de las fluctuaciones de las diversas crisis, que tienen en vilo la paz mundial. Poesía entendida como la energía, el campo magnético que propicia la conjunción de acciones creadoras, que permitan dotar de una nueva significación la vida, que propicien el acceso a nuevas formas de interrelacionarnos, sustentadas en un lenguaje liberado de la violencia, que aun permanece en el mundo, y en el lenguaje que determina la acción de las comunidades.

Lo principal es el cese de la guerra planetaria de la naciones en conflicto y local, de los pueblos; lo esencial: sanar el alma colectiva. Sanar el lenguaje, limpiar los puentes de palabras que nos unen para renovar la vida social y cultural.

Frente a los tiempos de violencia política y guerra fratricida, la poesía se manifiesta como una fuente de sensibilidad  que nos libera de las fraseologías opresivas del presente y da paso a nuevos símbolos, cargados de la vitalidad, del esplendor de lo fundacional. Y lo que más urge es la fundación de un mundo liberado de la destrucción a la que está abocado.

Se trata de la invocación y práctica de la paz que iluminará nuestra historia que ha estado sumergidos en la oscuridad de la matanza. Esa llama ha estado viva y en expansión gracias a todos los que luchan por la recuperación de lo que se le ha usurpado a toda una legión de humanos que han padecido, de manera directa, las afrentas de la guerra.

El canto de la luz memoriosa de la poesía será escuchado, será escrito, será leído y entonado por todos como gesto soberano de justicia camino a la integración de una historia que ha estado mutilada, sesgada por los victimarios de la guerra fratricida.

Invocamos la eficacia simbólica de todas las acciones que permitan acompañar a los afectados, a los vulnerados por la violencia de la guerra; las intervenciones que posibilitan, en las zonas marcadas por acciones violentas, nuevos símbolos liberados de la violencia, nuevas interrelaciones y nuevas formas de acercamiento interpersonal y coexistencia.

Acciones de la vida en coexistencia pacífica son las jornadas de la poesía, que se convocan como forma de la unión, de la cohesión que fortifica todo cambio, toda aurora en nacimiento, que ilumina los cielos de la vida sosegada, tan urgente, tan necesaria en estos tiempos de transición a un rol de la vida social más amable, siempre que todas las fuerzas adversas cedan, dejen atrás su obstinado devenir de usura, matanza y desolación.

 

33° Festival Internacional de Poesía de Medellín

Es urgente la movilización de poetas, artistas, pensadores, estudiantes, niños, jóvenes y todos los grupos humanos comprometidos con la construcción de una nueva atmósfera, de una sensibilidad a la altura del soberano designio de la preservación de la vida, la luz y la alegría de la existencia sobre la prodigiosa morada planetaria.

En esta perspectiva, del 1 al 15 de julio de 2023, el 33° Festival Internacional de Poesía de Medellín intervendrá  en la ciudad y el mundo, de manera virtual (1 al 7 de julio)  y presencial (8 al 15 de julio), como una forma de contribuir a la construcción de la paz total de Colombia, y del mundo, mediante los procesos formativos, previos, durante  y posteriores a este acontecimiento de alcance mundial, cuyos  contenidos van dirigidos a un público multitudinario que fortalecerá su sensibilidad en torno a los ejes: Construcción de una cultura de paz, Pedagogía poética por el triunfo de la vida y Colombia visibilizada a nivel planetario.

Acorde a lo expresado en esta convocatoria a la comunidad local y mundial, todos los actos del Festival, desde sus albores, han estado guiados por el propósito de llegar al puerto promisorio de la paz, donde será posible hacer significativos aportes para consolidar los cambios urgentes, que propicien el ascenso y renovación cultural de las comunidades víctimas de la guerra fratricida. Así, se intervendrá con 80 actos que convertirán a la ciudad en un terreno nutricio para la coexistencia y la cohesión comunitaria. Intervendrán # poetas, de los cinco continentes, que serán los mensajeros de una nueva sensibilidad para la paz y la preservación del espíritu libertario tan necesario en estos tiempos sometidos a muchas coacciones.

En la temática de la Pedagogía poética por el triunfo de la vida, el Festival intervendrá con la realización de la vigésimo séptima Escuela Internacional de Poesía de Medellín en la que se realizarán cursos, conferencias, talleres y paneles, actividades cuyos contenidos fortalecerán la sensibilidad en torno a la construcción de la paz y que serán convocadas en su momento oportuno.

En el terreno del eje temático, Colombia visibilizada a nivel planetario, el Festival desplegará su influencia a nivel mundial mediante el impacto comunicacional que logrará su alcance en los cinco continentes, desde su página web y todas sus redes redes sociales.

La acción poética que le dará un significativo sentido a la presencia de Colombia en el planeta, como epicentro de la globalización de las acciones poéticas constructoras de la paz mundial, será el Primer Congreso del Movimiento Poético Mundial (WPM), www.worldpoetrymovement.org, que se celebrará en Medellín entre el 13 y el 15 de julio, con una segunda etapa en Caracas entre el 17 y 20 del mismo mes, de manera presencial y a la vez virtual.

Acorde a lo manifestado en el informe, de diciembre de 2022, del comité coordinador al primer congreso del Movimiento Poético Mundial (WPM), el congreso se realizará para que WPM  “esté en condiciones de desencadenar una más profunda acción a través de múltiples iniciativas de los poetas en las diferentes regiones del orbe, que otorgue una dimensión más impactante a la relación de los poetas y de la poesía con la sociedad humana”.

 

Poetas e invitados:

África: Abdellatif Laâbi (Marruecos), Ahmed Omar Zaabar (Túnez), Bouzid Herzallah (Argelia), Hamid Larbi (Argelia), Mohamed Achaari (Marruecos). 

Los poetas africanos que fueron delegados, por el recientemente realizado Congreso virtual de WPM África, al Congreso de WPM son: Achour Fenni (Argelia), Ashraf Aboul-Yazid (Egipto), Ayo Ayoola-Amale (Ghana), Ismaël Diadié Haïdara (Malí), Khalid Raissouni (Marruecos), Paul Liam (Nigeria), Nimrod Bena (Tchad), Omar Farouk Sesay (Sierra Leone), Recaredo Silebo Boturu (Guinea Ecuatoria), Saley Boubé Bali (Níger), Siphiwe Nzima (Lesoto), Tarek Eltayeb (Sudán), Vera Duarte Pina (Cape Verde), Zolani Mkiva (Suráfrica). Los delegados de otros continentes se irán eligiendo a medida que se desarrollenlos congresos vituales continentales: el de Asia será el 25 y 26 de febrero, el de Europa se realizará en marzo, el de América será en abril.

América: Afua Cooper (Canadá), Alex Pausides (Cuba), Ana María Oviedo Palomares (República Bolivariana de Venezuela), Ángela Mavisoy (Nación Kamëntsa, Colombia), Anllel Ramírez (Colombia), Bárbara Lins (Colombia), Carolyn Forché (Estados Unidos), Damaris Román (Colombia), Diego Andrés Martínez Rúa (Colombia), Enrique Sánchez Hernani (Perú), Freddy Ñáñez (República Bolivariana de Venezuela), Gustavo Pereira (República Bolivariana de Venezuela), Hubert Matiúwaà (Nación Mè'phàà, México), Jotamario Arbeláez (Colombia), Juan Calzadilla Arreaza (República Bolivariana de Venezuela), Juan Calzadilla (República Bolivariana de Venezuela), Leonardo Ruiz (República Bolivariana de Venezuela), Luis Alberto Crespo (República Bolivariana de Venezuela), María Negroni (Argentina), Mauricio Redolés (Chile), Melissa Merlo (Honduras), Mónica Lucía Suárez (Colombia), Oscar Saavedra (Chile), Pedro Arturo Estrada (Colombia), Pedro Ruiz (República Bolivariana de Venezuela), Takuri Ignacio Tricot Reyes (Chile), Tallulah Flores (Colombia), Vielsi Arias (República Bolivariana de Venezuela), Viviana Restrepo (Colombia).

Asia: Adel Khozam (Emiratos Árabes Unidos), Ali Al Ameri (Jordania/Palestina), Ali Almaazmi (Emiratos Árabes Unidos), Ashraf Fayadh (Palestina), Chawki Abdelamir (Irak), Hanan Awwad (Palestina), Imdad Aakash (Pakistán), Keshab Sigdel (Nepal), Khosiyat Rustamova (Uzbekistán), Kuchqor Norqobil (Uzbekistán), Liu Xunfu (República Popular China), Mei Er (República Popular China), Saleh Zamanan (Arabia Saudita), Sue Zhu (República Popular China), Zahir Al-Ghafri (Sultanato de Omán).

Europa: Ataol Behramoglu (Turquía), Claus Ankersen (Dinamarca), Christos Koukis (Grecia), Francis Combes (Francia), Janette Ayachi (Reino Unido), Luís Filipe Sarmento (Portugal), Luis Luna (España), Nuno Júdice (Portugal), Ramón Buenaventura (Marruecos-España), Sanja Baković (Croacia), Sotirios Pastakas (Grecia), Sylvie Marie (Bélgica), Valerio Magrelli (Italia).

Oceanía: David Eggleton (Nueva Zelanda). 

Sea esta nuestra más fraternal y cálida invitación a que sean parte dinámica de las acciones transformadoras de la poesía, en el contexto del  33° Festival Internacional de Poesía de Medellín, que elevará las voces de poetas del mundo por la paz y la preservación de la vida planetaria.

Publicado el 24.01.2023

Última actualización: 24/01/2023